sábado, 1 de octubre de 2016

Una imagen vale más que mil palabras

El hogar de una dulce viejecita.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Lloviendo

Lloviendo Se fue lloviendo. Llovía afuera, llovía adentro. A raudales El tiempo se detenía, a ratos. Pero la lluvia lloví...