viernes, 13 de mayo de 2016

Mucho dolor...



Mucho dolor…

Ayer a las cuatro de la tarde vomitó Gustavo Adolfo Bécquer Lara
Lo llevé al médico y se le hizo un examen de sangre y le aplicaron medicamentos.
Al llegar a la casa comió algo y durmió un poco.
Como a las cuatro de la mañana vomitó más.
A las seis de la mañana se abrió la puerta del patio pues les gusta salir a tomar el aire fresco de la matinal.
Para esta hora aun no llega.
Mi corazón de madre me dice que se fue a morir a otra parte.
Mi corazón de madre me dice que preferiría por doloroso que fuera que se muriera en mis brazos.
Mi corazón no para de llorar.
Lo único que me faltó hacer por él fue parirlo.
Me estoy muriendo de dolor.

Patricia Lara P.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los hombres y el respeto

Hombres Y se creen muy hombres cuando le hacen daño a la mujer a la que le deberían dar amor, y si no amor… Respeto. Y se...