sábado, 1 de octubre de 2016

Mi miedo



Mi miedo

Amanece y como al descuido la luz va recorriendo y apartando las sombras, eliminando mis temores.  Por fin me quito las manos del pecho, descorro la cobija y respiro profundo.  Por fin puedo dormir.  Mamá considera que duermo día y noche.  Pero no es cierto.  Las noches son terribles para mí ya que  el miedo me domina.  Tiemblo, sudo, lloro, me preocupo.  ¿Será mi última noche?  Ojalá y si lo fuera.  Ya no puedo más, no lo soporto. El miedo es doloroso o el dolor es terriblemente horroroso.
Ya no soporto más.  No puedo más... Y mi familia para ser sincera tampoco.

Patricia Lara P.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Lloviendo

Lloviendo Se fue lloviendo. Llovía afuera, llovía adentro. A raudales El tiempo se detenía, a ratos. Pero la lluvia lloví...