sábado, 1 de octubre de 2016

Bástian



Bástian


Ahí todavía siendo un bebé.   Ahora un niño... adolescente y poniendo sonrisas en mi rostro, a granel. 
Es juguetón, es conversador, es acompañador.  Quiere hacer su santa voluntad y la hace.  Sólo con mirarme yo quedo desarmada.
En este mismo momento se afila las uñas llamándome.  A lo mejor desea que lo corretee un poco y lo llené de besos para luego subirse a la cama y darse el baño de la vida mientras me hace mala cara.
Tan lindo que es mi ñeto, me encanta que me hace sentir tanta ternura.

Patricia Lara P

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Lo que vieron mis ojos