sábado, 8 de octubre de 2016

Tuve que hacerlo


 

Tuve que hacerlo
 
De eso dependía el poco de salud mental que me quedaba.
Dejé de seguir un montón de personas.  Me tenían harta, me ahogaban, me sofocaban.  Se creían los dueños de la verdad y a lo mejor lo eran; pero yo no pude entender sus razones.
También di muerte a algunos.  Muerte virtual por supuesto. Esa gente que se expresa de manera humana con algunos aspectos.  Que de palabra es buena y en las acciones es mala. Esas personas que se creen más cuando en realidad son menos.
Después de eso me he sentido mejor, más livianita.
Y como siempre yo cuerpo y alma.
Patricia Lara P. me quedo pensando cosas que mejor me guardo para no despertar odios innecesarios.
Debo aclarar por supuesto que soy totalmente humana.  Por lo tanto no soy santa.  Claro que al momento de mi partida, me iré directamente al cielo y en Cuerpo y alma.

Patricia Lara P.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Lo que vieron mis ojos