Follow by Email

sábado, 1 de octubre de 2016

Te cuento



Te  cuento

Hoy coseché unos cuantos gramos de café de la mata. Granos amarillos preciosos. Recogí hasta que una malhadada hormiga cachona me picó un dedo.
Lo cierto del caso es que después pensaba como las despulparía. Igual no fue tan difícil, pues en la misma bolsa plástica las aplasté un poco y ya luego fue casi ir separando cáscaras de semillas.
Ya ahora reposan en un plato y dentro de una bolsa negra para lograr la fermentación.
Ya mañana se pueden lavar para poner a secar al sol.
Casi es un ensayo pues no coseché ni una mínima parte de lo que el arbusto de café produjo.
Espero poder tomar un café, café muy delicado.
Y que fue más que todo por mi realizado: Planté la mata, la cuidé con esmero, coseché las pepas, las pelé, las fermenté, las lavaré, secaré, pelaré de nuevo, tostaré, moleré y degustaré.
Qué maravilla.
Hoy además en mis recuerdos apareció la foto de mi mamita María la O, y me vi ahí sentadita a su lado mientras era ella la que trabajaba.
Cuantos recuerdos.

Patricia Lara P.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Patricia: La dama de azul

Esto lo hice pa' una jotico de la Doña... la imagen es del muro de Patricia: La dama de azul, del azul paraje La dama de azul...