sábado, 26 de septiembre de 2015

Costumbre




Acostumbrada estuvo,
de alguna manera
 un poco resignada;
pero ya no lo estaba.
Y es que uno se acostumbra
y se desacostumbra,
y por lo mismo y todo;
uno se acostumbra
a desacostumbrarse.
Y caer, recaer, pararse, levantarse,
para caer de nuevo;
no es la idea.
Se desacostumbró
y ahora su costumbre
es desacostumbrarse.
Patricia Lara P.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Lloviendo

Lloviendo Se fue lloviendo. Llovía afuera, llovía adentro. A raudales El tiempo se detenía, a ratos. Pero la lluvia lloví...