sábado, 26 de septiembre de 2015

Costumbre




Acostumbrada estuvo,
de alguna manera
 un poco resignada;
pero ya no lo estaba.
Y es que uno se acostumbra
y se desacostumbra,
y por lo mismo y todo;
uno se acostumbra
a desacostumbrarse.
Y caer, recaer, pararse, levantarse,
para caer de nuevo;
no es la idea.
Se desacostumbró
y ahora su costumbre
es desacostumbrarse.
Patricia Lara P.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los hombres y el respeto

Hombres Y se creen muy hombres cuando le hacen daño a la mujer a la que le deberían dar amor, y si no amor… Respeto. Y se...