miércoles, 2 de septiembre de 2015

Caminando ando



Caminando ando

Detesto esas personas que parece que corren pero que en realidad no lo hace.  Dan unos pasitos cortos "apresurados", ridículos por demás.  Quieren mostrar solicitud; presteza.   Cuando en realidad solo se ven ridículos.
A veces uno está tan molesto que no logra ver cosas buenas.  Ni gestos bien intencionados.  Pero ahí es donde queda como anillo al dedo la expresión: De buenas intenciones está empedrado el camino del infierno.
Hay otras personas que parecen a punto de morir mientras se "arrastran" por la vida.  A esos también los detesto.

Patricia Lara P.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Lloviendo

Lloviendo Se fue lloviendo. Llovía afuera, llovía adentro. A raudales El tiempo se detenía, a ratos. Pero la lluvia lloví...