Follow by Email

lunes, 1 de agosto de 2016

Limoneros


A los seres humanos nos sucede lo mismo que a los limones.  Si nos manosean mucho nos volvemos amargos.  
P.L.P.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Alberto

Alberto Soñé con el señor que me dio la vida.  De la nada llegó a visitarme.  Tenía él la edad que tengo hoy (más o menos).  Se sen...