domingo, 18 de septiembre de 2016

Rex



Rex

Ayer hizo tres años que nuestro perrito partió, se nos adelantó en el camino.  Tristeza... Se siente tristeza por su ausencia pero en general recordarlo me hace sonreír y sentirme amada.
Llegó de dos meses a nuestros corazones y tendrá su espacio en ellos por siempre.
Llegó tímido, silencioso, observándolo todo, reconociéndonos.  Para terminar sabiéndose tan querido cómo para hacer lo que quisiera con total impunidad.
No fue un mal perrito, por el contrario.  A pesar de tener esta familia tan sin normas se comportaba muy bien. Por gusto propio, por amor.
Lo extraño, veo sus cenizas siempre y me siento acompañada.
Veo su mirada en el fondo de mi alma y en realidad espero volverlo a encontrar.
Te extraño Rex, perrito amoroso.

Patricia Lara P.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Lo que vieron mis ojos