sábado, 17 de septiembre de 2016

En el establo



En el establo

Tiene que venir a mi casa para hacer un exorcismo.  Ella no me deja en paz desde que hizo eso.
No la empujé a ello pero me castiga. Es como si quisiese que me sintiera culpable.
En el establo los caballos la ven y se aterrorizan.  ¿Qué cree que debería sentir yo?
Por Dios haga usted algo.  Si no la ayuda a trascender me voy a volver loco o peor aún; pronto estaré con ella.
Igual que ella colgaré con los ojos vidriosos en lo más alto del establo. 

Patricia Lara P.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los hombres y el respeto

Hombres Y se creen muy hombres cuando le hacen daño a la mujer a la que le deberían dar amor, y si no amor… Respeto. Y se...