Follow by Email

sábado, 17 de septiembre de 2016

Bacinica



Bacinica  

Imagínate cómo me sentí al enterarme que me habías usado.  Creí siempre que tenías muchos tapujos, que el asco o la dignidad o qué sé yo te impedirían hacerlo.  Pero no.  Me usaste igual que todos y luego me dejaste debajo de la cama esperando que fuese otro quien me limpiara.  Indignante.

Patricia Lara P.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Alberto

Alberto Soñé con el señor que me dio la vida.  De la nada llegó a visitarme.  Tenía él la edad que tengo hoy (más o menos).  Se sen...