sábado, 18 de febrero de 2017

Milagros cotidianos


Hay cosas que me llenan la cara de sonrisas y de admiración.  Al lado de la albahaca nacieron además de un hermoso trébol, esa otra planta minúscula que floreció para mí.  Milagros cotidianos pero no por ello menos fantástico.
Patricia Lara P.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Lloviendo

Lloviendo Se fue lloviendo. Llovía afuera, llovía adentro. A raudales El tiempo se detenía, a ratos. Pero la lluvia lloví...