miércoles, 14 de enero de 2015

Irremediable




Era la palabra que surgía en su mente una y otra vez.  Irremediable.  Cambiar su forma de ser y de pensar, lógico si se cambia.  Pero a fuerza de ires y venires, de vivencias, de dolores grandes o alegrías extremas.  Pero cambiar porque sí.  Porque alguien se lo pedía era casi imposible.
La vida lo lleva a uno a veces raudamente y otras lento.  Tan lento que el aleteo de un ave ni se logra apreciar siquiera.
Se percibía cambiante no voluble, solo adaptable a las circunstancias y a pesar de eso igual; siempre la misma.  Aun así, le pedía un cambio, a veces era ella la que lo hacía, a veces los otros e incluso el entorno la llevaba a sobreentenderlo.
Irremediable, esa era la palabra que surgía en su mente cada vez que pensaba que debía hacer un cambio en su forma de ser y ver la vida y no lograba o no deseaba o sencillamente le era imposible hacerlo.
Irremediable.
Patricia Lara P.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Lo que vieron mis ojos