sábado, 17 de enero de 2015

Cosas




Impregnamos las cosas con nuestra esencia. ¿Será por eso que amo los libros usados? Yo a ratos me tomo el tiempo de verlos sin leer, solo tratando de reconocer en ellos su dueño inicial. No el legítimo que ahora soy yo; sino el inicial e incluso a veces me entero que antes de mí hubo otros y curiosamente ni celos siento jajajajaja.

Patricia Lara P.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los hombres y el respeto

Hombres Y se creen muy hombres cuando le hacen daño a la mujer a la que le deberían dar amor, y si no amor… Respeto. Y se...