Follow by Email

domingo, 6 de marzo de 2016

Aquí



Aquí...
Como algo desvelada

Vio la fotografía que había sido puesta sobre la mesa.  No la vio de frente sino de medio lado y en uno de esos golpes que dan las miradas viendo sin ver pero viendo al fin y al cabo. 
Fue como si hubiera recibido un golpe seco en pleno rostro; un puño en el pecho que la hizo mirar de nuevo y sentarse a observar no solo viendo sino pensando.  La vio a ella en su propio rostro.  Y sintió pánico.  No es que hubiera sido ella, la mujer que vio en la fotografía,  una mala persona, una mala mamá, un mal ser humano.  No, por supuesto que no.  Ella había dado de sí lo mejor que tenía, lo mejor que pudo.  Y los seres humanos solo damos de lo que tenemos no de aquello de lo que carecemos.  Lo que pasa es que a su forma de ver no había sido mucho, más bien poco; muy poco.
Al ver la foto en la mesa y verse en ella se espantó tanto debido a que nunca quiso parecérsele.  Siempre intentó hacer las cosas bien... o como a ella le parecía que estarían bien. 
Todo depende, por supuesto.  Debido a que las personas; las cosas no son inamovibles y somos diferentes en tantos sentidos que lo que es bueno para mí no necesariamente es bueno para ti y viceversa.
Siempre habrá quejas, reclamos, recriminaciones.  Pero también, siempre existirán  buenos y dulces recuerdos para compartir y para revivir.
Así que hoy; ahora yo me consuelo pensando en que siempre he tratado de hacer lo mejor por los míos e incluso por los demás.  No deseo ir por la vida acumulando karma.
Igual sé que como bien dice el refrán; que "De buenas intenciones está empedrado el camino del infierno".
Fin.
Patricia Lara P.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Patricia: La dama de azul

Esto lo hice pa' una jotico de la Doña... la imagen es del muro de Patricia: La dama de azul, del azul paraje La dama de azul...