jueves, 24 de noviembre de 2016

Plantas



Bueno.  Hoy a pesar de la lluvia pertinaz y de las pocas ganas, salí a hacer unas diligencias.  Fui al vivero y miré plantas carnívoras para traer otra que le hiciera compañía a la de mi hijo. No pude decidirme entonces compré humus lixiviado de lombriz. Sigo caminando y veo entre un matorral una matica que no parece pertenecer ahí.  La tomo en mis manos y está sembrada en un frasco de vidrio.  Dice en un papel que tiene pegado a un lado... Hola, soy una planta.  Eso me hace sonreír.  La llamaré Destini.  Cómo no la compré el destino me envió una en adopción.  Al llegar a mi casa encuentro que he recibido un regalo de Navidad.  Una plata carnívora...

Yo.

Patricia Lara P.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Lloviendo

Lloviendo Se fue lloviendo. Llovía afuera, llovía adentro. A raudales El tiempo se detenía, a ratos. Pero la lluvia lloví...