jueves, 24 de noviembre de 2016

La gente

Y su intencionalidad de parecer lo que realmente no es; no son.  De verse "elegantes".  Y si no se es o no son eso realmente, en cada uno de los detalles se nota.
Un cuadro que debería usarse en el comedor, adorna la sala de estar.  Una lámpara colgante en un sitio en el cual todos se golpearían la cabeza.  No sólo lastimándose sino haciendo un daño en casa ajena.
Normalmente no soy "reparona".  Pero hay momentos, hay personas, hay lo que en argot popular se denomina "carangas resucitadas". Que se las quieren dar de mucho cuando no son nada.  Ni siquiera don de gentes tienen.
Tristemente cuando alguien quiere dañar a los míos, a los que amo.  Yo me vuelvo una horrible fiera... Una bruja mejor.
He dicho.

Patricia Lara P.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Lloviendo

Lloviendo Se fue lloviendo. Llovía afuera, llovía adentro. A raudales El tiempo se detenía, a ratos. Pero la lluvia lloví...