sábado, 1 de agosto de 2015

Huellas heridas





Hay dolores que duelen en el alma y que a pesar de que nadie más que uno los siente o los ve, dejan heridas que sangran.  A veces tarda mucho el restañar la herida y luego hay que irla curando con paños de agua sal y con pomadas varias, luego queda el recuerdo de algo que dolió y dolió mucho.  En noches de luna llena duele la antes herida hoy cicatriz, y duele y  duele de nuevo. Otros dolores hondos, dejan sentires acompañados de batir de alas y de suspiros ahogados.

Patricia Lara P.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Lloviendo

Lloviendo Se fue lloviendo. Llovía afuera, llovía adentro. A raudales El tiempo se detenía, a ratos. Pero la lluvia lloví...