domingo, 28 de febrero de 2016

Juzgamientos a priori



Juzgamientos a priori

Y de pronto la charla deviene en porque tú eres así o asá.  Y resulta que tu vida es única e irrepetible y cada una de las personas que te ha tocado lo ha hecho de manera diferente.  Y no me refiero al contacto físico únicamente; sino al contacto con tu ser interior; con tu alma.
Y es que desde que naciste; aun teniendo los mismos padres, ellos interactúan contigo de forma diferente a como lo hacen con tus hermanos, con sus amigos,  y con el mundo en general.  Es que tu ser es distinto y por lo tanto como te perciben te tratan.
Mi tío Eliseo siempre me consideró la niña vanidosita y delicada que había que cuidar como a una joya.  Diferente siempre se comportó con los demás e incluso con sus propias hijas.  Por eso es que hablo de las percepciones.
Regresando entonces al tema inicial.  La gente piensa que solo tú eres responsable de la forma en que eres (redundante por cierto), pero no.  Tú eres el resultado de la interacción que tienes con el mundo que te rodea. 
Por eso mismo eres fluctuante, cambiante y a ratos te tornas desconocido para los conocidos que han creído siempre conocerte.  Y terminan diciendo: “Tú no eras así”, “tú te estas tornando desconocida para mí”, tú no eres la persona con la que me casé, etc.
Uno se siente a ratos así como un cactus.  Listo a pinchar al más incauto, o a aquellos que queriendo o sin querer con frecuencia o sin ella te causan daño.
Otras; imperceptiblemente flotas  o como gata; te restregas en aquellos a quienes quieres agasajar con tu cariño.
Así que no juzguemos las actitudes de los otros.  Puede que no sean las mejores a nuestro modo de ver, pero muy seguramente son lo mejor que ese ser puede dar.  Y eso muy seguramente se deba a que su  entorno no fue o ha sido o es, el ideal y ese comportamiento es,  la única forma que tiene de ver el mundo e interactuar con él.
Patricia Lara P.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los hombres y el respeto

Hombres Y se creen muy hombres cuando le hacen daño a la mujer a la que le deberían dar amor, y si no amor… Respeto. Y se...