martes, 9 de febrero de 2016

Lluevo



Lluevo

Una de esas noches en las que duermes sin dormir y descansas sin hacerlo realmente.  Me despierto empapada.  El sudor corre por mi cuerpo vertiginosamente.  Siento millones de “babosas” heladas deslizarse por mi piel caliente.
Noto entonces  que cada uno de mis poros se ha abierto y deja salir el agua a raudales.
Se me resecan los labios y la lengua semeja papel de lija.
Tomo agua.  Mucha agua y la siento abandonar mi cuerpo con la misma presteza.
Deseo quitarme el pijama mojado pero  lo pienso de nuevo. ¿Para qué?  Más me tardaré en cambiarlo que en estar igual que está de nuevo.
Tomo agua un poco más despacio mientras me percibo como una nube que flota a la deriva... Lluevo.

Patricia Lara P.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Lloviendo

Lloviendo Se fue lloviendo. Llovía afuera, llovía adentro. A raudales El tiempo se detenía, a ratos. Pero la lluvia lloví...