lunes, 15 de febrero de 2016

Votos



Votos

Veo una película y en ella una pareja que tiene problemas múltiples habla en el pórtico de una casa en el campo mientras miran por vez primera un cielo estrellado.  En las grandes ciudades no se logran ver, por la cantidad de luz que ellas mismas despiden.
Ella,  recuerda las líneas de Shakespeare en las que consistieron sus votos el día que se unieron en matrimonio y le pregunta a él si recuerda los suyos.   El hombre ha prometido una lista insufrible de cosas que nunca cumplió.  Al parecer ahora está dispuesto a hacerlo.  Al parecer, al ver su matrimonio en peligro.  Recuerda que la amaba.  Que deseaba hacerla feliz y ser feliz a su lado siempre.
Pero es ahí donde yo me quedó preguntando;  porqué en el calor de ciertas situaciones prometemos, ofrecemos cosas que con el correr del tiempo se convierten en lastres.  En grilletes que no sólo nos atan mortificándonos; sino que nos lastiman.  Y en el incumplimiento de ellos dañamos a aquellos que quisimos amar.
Promesas.

Patricia Lara P.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Lloviendo

Lloviendo Se fue lloviendo. Llovía afuera, llovía adentro. A raudales El tiempo se detenía, a ratos. Pero la lluvia lloví...