miércoles, 15 de marzo de 2017

Paraíso

Paraíso

Y cuando abrí la ventana, todas aquellas cosas que recordaba no estaban.  Mi casa ahora yacía sobre una montaña verde y abajo, a unos cuantos metros; un kilómetro quizá, estaba el ancho mar, verde-azul y el sol doraba todo con sus rayos.  La tibieza y el aroma a cielo eran embriagadores.
Que sueño majestuoso, que belleza infinita a la vista.  Que maravilloso despertar.
Luego caí en cuenta que esas cosas no suceden.  Que no son posibles.  A lo mejor el fin del mundo lo lograra.  Pero; ¿Cómo iba a estar mi casa intacta y yo no me hubiera dado cuenta de nada?
Luego lo entendí todo... Si era el fin del mundo.  El fin de mi mundo conocido y el nuevo.  Al parecer... un nuevo mundo y con premio.
Patricia Lara P


 >^-^<

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los hombres y el respeto

Hombres Y se creen muy hombres cuando le hacen daño a la mujer a la que le deberían dar amor, y si no amor… Respeto. Y se...