viernes, 24 de marzo de 2017

El otro

El otro
 
Y el otro se va
abrazando a tu hija,
a la que fue tu esposa,
llevándose lo tuyo;
Tu familia.
Aquella que dejaste
por perseguir un sueño,
una felicidad que ya tú poseías.
Y tú lo ves marchar,
en medio de lo tuyo.
y te quedas ahí inmóvil, estático,
y tan solo.

Patricia Lara P.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los hombres y el respeto

Hombres Y se creen muy hombres cuando le hacen daño a la mujer a la que le deberían dar amor, y si no amor… Respeto. Y se...