viernes, 3 de junio de 2016

Y no signifiqué nada



Y no signifique nada

Como si nada fuese.  Pasó frente a mí y me ignoró de nuevo.
Fingió no verme o lo que es peor aún; en realidad ni siquiera lo hizo.
Lo vi mirar al frente, a los lados, a mi cara directo, y sin reconocerme.
Dolor, rabia, impaciencia… fue lo que sentí yo.
No entiendo, no comprendo cómo pudo olvidarme.  Borrarme de su vida así… si él quedó tatuado en mi boca, en mi piel y en mi alma.
Olvidarlo quisiera si y también no.  Pues su recuerdo no es malo, o el tiempo lo embelleció y es ahora uno muy lindo.
En largo juego hay desquite bien lo dice el refrán.  A seguir adelante sin reír ni llorar.
Pero ahora sí que me surge una idea cruel.  ¿Cómo desquitarse de aquel ser al que no le significas nada?  Porque ya bien sabemos que solo nos hacen daño aquellos que representan algo en nuestras vidas.  Aquellos que amamos.

Patricia Lara P.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Lloviendo

Lloviendo Se fue lloviendo. Llovía afuera, llovía adentro. A raudales El tiempo se detenía, a ratos. Pero la lluvia lloví...