Follow by Email

sábado, 31 de diciembre de 2016

Mi viejo amor, compañero

Tengo días pensando en el amor, en sus formas de manifestarse en la pareja y en ese crecer juntos que tiene lugar gracias a la diaria convivencia. No sé si será el calendario que ya termina, o el mío interno, pero de ahí surgen estas líneas... Dejo este bebé por aquí, para no cerrar el año en saldo rojo:

Mi viejo amor, compañero

Mi viejo,
mi amado,
mi amor primero
Tú y yo contamos abriles y vamos sumando eneros
viendo pasar las carretas de una juventud tardía
veo llegar con nostalgias este día
en que celebro tenerte a mi lado, compañero.

Tus carmes, ayer duras y turgentes
se muestran ya enjutas y cansadas
aún así puedo gozar, una que otra alborada
de tus arrebatos de pasión tan complacientes.

La arena en tu reloj ha tomado un rumbo
que a otros marcaría el fin del recorrido
para mí es diferente, mi viejo amado amigo,
pues quiere estar contigo hasta el último segundo.

Mi viejo, mi amado, mi amor primero
abrázame en esta noche en que muere diciembre y nace enero:
hazme el.amor bajo esta luz de luna,
que tu pasión y la mía sean una.

En esta afable penumbra puedo apreciar tus canas
al sujetar tu cabeza entre mis pechos
se te han ido las carnes, no así las ganas
de dar tu amor y pasión en nuestro lecho.

Mi viejo,
mi amado,
mi amor primero
aún eres para mí el jinete ideal
que galopa en pelo al amanecer mi estero,
mi semidios, mi valiente caballero singular.

Hoy la curva de los años te juega malas pasadas
dejando el tálamo ardiendo y la pasión insatisfecha
te desesperas buscando cómo superar la brecha
que aleja tu fuerza perdida de esta mujer-llamarada.

Ante la adversa caída de tu cómplice de luchas
mi compañero, mi amigo, la paciencia se hace mucha,
una pequeña batalla perdida no me amilana
pues por ti el amor me sobra y son muchas más mis ganas.

Sujétame y hazme tuya en un abrazo, compañero,
dibuja en mí un nuevo plano para hacernos el amor
que aún nos quedan abriles para sumar a este enero
que la noche está muy joven y aún no ha salido el sol.

No me olvido que tú has sido, cariño, mi amor primero
-y habrás de ser el último en mis afectos y amores-
siente mis manos, mis besos y mi cariño sincero
déjame sentir tu cuerpo, deja fluir tus temores.

Seamos uno otra vez en este nuevo escenario
que no hay victorias ni derrotas, ni víctima o victimario
que somos dos que se han amado y hoy superan esta prueba
somos uno en este encuentro donde el amor se renueva

Yo, apenas subo la ola, tú ya bajaste su cresta
mi viejo, mi amado, mi amor primero
estarás conmigo en la aurora de este enero
pues a amarte aún más estoy dispuesta.

Vendrán -o no- más escollos, ¡quién va a saber!
y unidos, tú y yo juntos, los sabremos vencer
que para eso y más eres de mi vida un pedazo;
ven, compañero, amigo mío, a cobijarte en mis brazos.

Que para amarnos y amarnos se hará infinito este tiempo
y para desearte tengo mi vida y mis fantasías
mi vejo amor, compañero, te renuevo en este día
mi promesa de que seas por siempre mi amor primero.


B. Osiris B.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Patricia: La dama de azul

Esto lo hice pa' una jotico de la Doña... la imagen es del muro de Patricia: La dama de azul, del azul paraje La dama de azul...