jueves, 1 de diciembre de 2016

Chicharroncitos



Hace algunos años mamá tuvo un corte en la muñeca.  (Una vecina puso en su muro vidrios rotos para evitar que se le metieran los ladrones).  Mamá puso a secar algo ahí y al recogerlo se hizo la herida.  Unos tres centímetros de largo y más bien profunda.  Se con seguridad que de no haber salido un poco de grasa por ella, mamá no habría permitido que la lleváramos al médico para hacer la sutura.
Ahora sí... Va cuento
😸

Chicharroncitos

Ella nunca estaba conforme consigo misma.  Ojos muy juntos, mejillas prominentes, dedos huesudos, barriga inflamada.  Ella decía que retenía líquidos y lípidos y sonreía... Pero se notaban su desazón y tristeza.  Se sentía viva pero a medias y no sabía si quería seguir así.
Como al descuido y sin pensarlo o darse cuenta, hizo un corte en su pierna.  Era largo y poco profundo.  Vio casi con asombro la sangre que fluía y pensó en la muerte.  No la propia; pero si la de los glóbulos, las plaquetas y demás. Sin pensarlo de nuevo, cortó un poco más y con asombro creciente vio separarse la piel y más sangre fluir.  No sentía dolor, solo curiosidad. Cortó de nuevo y de pronto algo hizo explosión y una mota muy blanca salió de la herida. Asombrada tocó, palpó y al cabo de un momento cortó.  Decidió entonces cerrar la herida, así que usó agua e hilo y suturó.
Aplicó removedor de uñas para desinfectar pues era lo que tenía a mano  y el dolor que sintió la hizo sentir viva.
Jugueteó con la porción de grasa y terminó llevándola a la cocina para arrojarla al cesto basura.  Pero ya ahí y viendo que freían algo, la arrojó al sartén observándola. La vio dorarse y pensó en lo crujiente que estaría.  No pudo resistir la tentación y así caliente la puso en su boca y mordisqueó despacio.  La saboreó con gusto, intentando prolongar el placer lo más posible.
Hoy por hoy luce en piernas y abdomen largos cortes. Unos cicatrizados, otros sanando, algunos más recién abiertos.
La gente que la conoce la ve feliz, dichosa.  Por fin se siente viva.

Patricia Lara P.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Lloviendo

Lloviendo Se fue lloviendo. Llovía afuera, llovía adentro. A raudales El tiempo se detenía, a ratos. Pero la lluvia lloví...