sábado, 9 de enero de 2016

Vermífugo nacional o Quenopodio



Vermífugo nacional o Quenopodio

Apenas empezó a sentir en el abdomen el loco revolotear de mariposas.  Ella.  Previsiva siempre, se tomó el purgante infalible de la abuela.  Es que al perro sólo lo capan una vez y ella ya sabía lo que pasaba.
Las benditas mariposas siempre terminan siendo expulsadas, o por ser correspondido el amor y acabarse.  Como todo acaba.  O al no serlo y morir en el intento.


Patricia Lara P

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Lloviendo

Lloviendo Se fue lloviendo. Llovía afuera, llovía adentro. A raudales El tiempo se detenía, a ratos. Pero la lluvia lloví...