miércoles, 17 de junio de 2015

Manicura




Voy al salón de belleza a que me pongan bellas las manos.  La manicurista es atenta y conversadora.
Le pido que como tengo dos uñas partidas me corte las otras más o menos al mismo nivel.  A ella se le va yendo la mano y las deja muy pero muy cortas, hasta me duelen los dedos un poco.  Ya luego y cuando empieza a maquillarlas me dice: “Usted como que se come las uñas".  Plop
Jajajajajajaja en ese momento no se si reír o llorar jajajajaja.
Patricia Lara P.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Lloviendo

Lloviendo Se fue lloviendo. Llovía afuera, llovía adentro. A raudales El tiempo se detenía, a ratos. Pero la lluvia lloví...