lunes, 25 de julio de 2016

Mentiras



Mentiras

Yo no digo mentiras.  Y menos mentiras intrascendentes.  Es que después hay que decir otra y otra mentira y a pesar de tener una memoria envidiable.  A veces, las cosas no cuadran.  Y entonces sucede que a la primera mentira descubierta;  uno pierde la fe.  Lo cual es lógico, o lo que es aún peor.  La gente pierde la fe en nosotros. Y es que si se miente en una pendejada qué podremos decir de otras situaciones.
Las mentiras a nada conducen y la verdad por tonta o molesta que sea lo deja a uno tranquilo.  La tranquilidad de conciencia digo yo.

Patricia Lara P.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Lloviendo

Lloviendo Se fue lloviendo. Llovía afuera, llovía adentro. A raudales El tiempo se detenía, a ratos. Pero la lluvia lloví...