jueves, 28 de julio de 2016

El cielo




El cielo

El cielo empezó a descender
Y lo hizo tanto
que se posó en sus hombros
y se meció sobre ellos
Brillante, sonriente y alocado,
retozando tranquilo;
Mientras ella
languidecía de angustia
De dolor y de pena
¡Quién lo diría!
El cielo que todos ven con alegría
La ahogaba, la aplastaba
La vida le cortaba.

Patricia Lara P.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los hombres y el respeto

Hombres Y se creen muy hombres cuando le hacen daño a la mujer a la que le deberían dar amor, y si no amor… Respeto. Y se...