lunes, 29 de mayo de 2017

Adiós

En esa silla fría,
en ese parque triste,
bajo ese árbol viejo.
Me senté yo a hablarte.
No estabas.
Nunca estuviste.
Fuiste un sueño,
un deseo febril;
una ilusión malsana.
Te vi desvanecer,
te vi flotar y desaparecer,
marchar de mi ilusión;
Dejarme sola.
Languideciendo.
En ese parque triste 
Bajo ese viejo árbol
Sobre esa fría silla
Tan fría como yo
Tan impertérrita.

Patricia Lara Pachón

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los hombres y el respeto

Hombres Y se creen muy hombres cuando le hacen daño a la mujer a la que le deberían dar amor, y si no amor… Respeto. Y se...