miércoles, 11 de febrero de 2015

La botellita y yo




El año pasado (jajaja) suena a mucho tiempo.  En la tienda a la que voy con regularidad a hacer "ajustes de mercado" me obsequiaron una ancheta con galletas y una botella de vino espumoso de manzana.  Me dio mucho gusto la verdad.  Bebo bien poco y ese vino menos pero me lo tomé todo, todito yo sola, solita.  Bueno jajajaja sin exagerar.  Me demoré desde diciembre hasta hoy.  Así que nunca tuve oportunidad de emborracharme.  Esto es realmente una confesión.  Pues tuve la dichosa botella al lado de mi cama todo el tiempo y bebía sola.  ¿Jajajajaja seré alcohólica?  Me muero de risa al pensar que yo solita me tomé completa una botella de licor... en dos meses; pero…  ¡a quién le importa!

Patricia Lara P.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Lloviendo

Lloviendo Se fue lloviendo. Llovía afuera, llovía adentro. A raudales El tiempo se detenía, a ratos. Pero la lluvia lloví...