miércoles, 25 de enero de 2017

Ojalá

Y la pensadera se incrementa al estar en lugares en los que antes estuvimos y los dolores recrudecen. Lastiman. Y a pesar de que estoy segura de que también sucedieron cosas buenas, sólo lo malo persiste en la memoria. No sé si es ser malagradecida, pero es lo que siento y no me gusta. Yo como casi todo el mundo prefiero sino la felicidad por lo menos si la tranquilidad y en este justo momento no la siento.  A lo mejor en un ratico; ya duchada y lista para el día me sienta mejor.  ¡Ojalá!
Yo.
Patricia Lara P.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Lloviendo

Lloviendo Se fue lloviendo. Llovía afuera, llovía adentro. A raudales El tiempo se detenía, a ratos. Pero la lluvia lloví...