miércoles, 14 de junio de 2017

Que no despierte




Yace ahí;
despierta
o creyéndolo al menos.
Siente que observa el cielo
y son sus cuencas vacías las que lo hacen.
Su nariz respira un aire cálido,
 su alma se expande,
lo abraza todo.
Aún no se entera;
Aún no sabe ella,
que debe despertar del sueño de la vida,
que conduce a la muerte.
Plácida duerme
Ojalá no despierte
Ya que al hacerlo revivirá…
La humillación, el dolor lacerante.
El miedo atroz.

Patricia Lara Pachón.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tuya

Tuya. Y mis labios dibujaban una sonrisa cómplice. Y un beso era tatuado; en una servilleta de papel o en un pañuelo. Tuya. Y m...